Foto: Doris Fernández

SHAVASANA – POSTURA DEL CADÁVER

Shavasana – el cadáver

La postura del cadáver o Shavasana, también podría llamarse pasividad activa, ya que en ella, el yo consciente reconduce todas las partes del cuerpo al corazón, obteniendo el mismo estado de reposo que se tiene durante el sueño, pero estando despiertos.

La corriente que aporta la energía del prana, y el flujo de las fuerzas regeneradoras del organismo, se inicia sólo cuando se alcanzan algunos minutos de reposo completo.

Es un ejercicio de descanso total, ideal para hacerlo antes de acostarse y por la mañana antes de levantarse.

Se recomienda realizar esta posición al final de cada sesión, pero también puede hacerse al principio y tras 2 ó 3 asanas para relajar el cuerpo y ralentizar la respiración.

Para los yoguis, esta asana es el ejercicio ideal para la voluntad, ya que se realiza a través de un poder suave y paciente, y no a través de una obediencia dura y dictatorial.

Durante la relajación es inútil forzar la voluntad de forma violenta, el dominio de la mente ha de hacerse a través de la calma interior.

No puede existir belleza allí donde no hay relajación. Practicando relajación se irradiará calma, paz y armonía a vuestro alrededor y os convertiréis en un centro de atracción.

La elección de este nombre tan lúgubre, “postura del cadáver”, determina la actitud de los orientales ante la muerte. Para nosotros significa el fin de nuestra individualidad, por eso son tan tristes nuestros funerales. Pero para los orientales que creen en la reencarnación, la muerte es un acontecimiento sin importancia dentro del ciclo de la evolución y para ellos no tiene ese carácter trágico que nosotros le atribuimos. Visto a través de ese prisma, morir no resulta tan triste.

DORISSSS

REALIZACIÓN

Para iniciar la relajación es recomendable hacerlo :

-En un lugar tranquilo, aireado y en penumbra, sin ruidos;

-Eliminar excitaciones sensoriales;

-Llevar ropa no ajustada;

-Con una temperatura adecuada (utilizar mantas si fuera necesario).

-Dejar fuera preocupaciones. Sonreír ante el espejo, por ejemplo.

-Bostezar y desperezarse, tensando y separando los dedos;

-Estirarse sobre la espalda y ambos costados.

-Disponerse a “no hacer nada”.

Los pies están ligeramente separados, los brazos estirados a ambos lados del cuerpo y las manos vueltas hacia arriba o ligeramente dobladas hacia el interior, los dedos relajados. La cabeza ha de estar cuidadosamente apoyada en el suelo, en una posición tal que no se produzcan contracciones en la nuca durante toda la relajación. Acostarse siempre sobre un sitio que sea duro y, si es necesario, colocar un cojín debajo de los riñones y debajo de la nuca.

MANTENIMIENTO

Se recomienda mantener la postura durante varios minutos. Al menos 5 ó 10, para beneficiarse de los efectos de la relajación.

CONCENTRACIÓN

Relajación de los músculos, destensar. No apretar la mandíbula.

RESPIRACIÓN

Respiración tranquila y suave. Respiraciones profundas y suspiros antes de relajarse.

EFECTOS

El sistema nervioso se relaja completamente. Es el ejercicio de la relajación más completa. La circulación es homogénea y más ligera. Disminuye la presión alta. El corazón se calma y bombea más despacio.

DIFICULTAD

La única dificultad que puede existir es la de no conseguir relajarse completamente, sin pensar en nada, intentando deshacerse de cualquier tensión nerviosa. También es recomendable no quedarse dormido durante el ejercicio.

CONTRAINDICACIONES

En caso de embarazadas, se recomienda realizar la relajación tumbada de costado, con apoyos y cojines para estar más cómoda si es posible.

Referencias bibliográficas

Francesca Chiaponi. Yoga, teoría y práctica. Ed. LIBSA. 2008

André van Lysebeth. Manual de iniciación al yoga. Ed. pomaire. 1969

Foto: Doris Fernández

 

Descargo de responsabilidad:

Cada persona cuenta con características dispares, y por tanto, no todas las recomendaciones son válidas para todos. La información aquí expuesta no debe sustituir nunca la opinión de un médico. Consulte con un profesional sanitario cualquier duda personal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *